viernes, 6 de noviembre de 2009

Perú

Perú, es un país situado en el lado occidental de América del Sur, cuyo territorio colinda con el Océano Pacífico por el oeste y limita por el noroeste con Ecuador, por el noreste con Colombia, por el este con Brasil, por el sureste con Bolivia y por el sur con Chile. Posee una compleja geografía dominada principalmente por las elevaciones de la Cordillera de los Andes y las corrientes del Pacífico, que le configura climas y paisajes tan ampliamente variados como la costa desértica, la puna de los altos Andes o la selva tropical de la cuenca amazónica, ambientes todos que configuran al país como un territorio de gran variedad de recursos naturales.
La población peruana, calculada en más de 28 millones de personas (2008), es de origen multiétnico y mestiza de importante sustrato indígena a la cual se han sumado ascendencias europeas, africanas y asiáticas; su mixtura de tradiciones culturales ha resultado en una amplia diversidad de expresiones en campos como las artes, la literatura, la música y su cocina autóctona. El idioma principal y más hablado es el castellano, aunque un número significativo de peruanos hablan diversas lenguas nativas como las lenguas quechuas, las de mayor número de hablantes.
Una vez descrito el país, paso a relatar mi experiencia por el mismo:
En primer lugar y en estos momentos recién llegado a casa, no sabría decir si me ha gustado o no, pero intentaré explicar el "porqué" de esta duda.
Nuestro viaje, comienza en el norte del Perú, exactamente en Chiclayo y llega el primer problema, intentan engañarnos con el precio del taxi, exactamente 5 veces más que a un nativo (mal empezamos).
Con el paso de los días vemos que esto es algo cotidiano y que en el momento que hablas y ven que eres turista, intentan "clavártela".
Por mi experiencia viajera, puedo afirmar que Guatemala empezó así, y actualmente se ha quedado prácticamente sin turismo.
Este problema se incrementa cuando llegas al lugar más turístico de Perú: Cuzco y Machu Pichu. En este lugar todo se multiplica por 3, 4, 5..... desde que te levantas, vas pensando en qué momento llegará el siguiente problema. Hablas con la policía y te dicen que aquí las cosas funcionan así, hablas con funcionarios del INC (Instituto Nacional de Cultura) y te dicen: depende cómo sea el tipo (de la taquilla) de duro así te cobrará. En fin, que de esta manera no se puede andar por la vida.
Bajo mi modesta opinión y por la experiencia que he podido vivir en este país, la gran mayoría de las personas que viven del turismo, intentan en algún momento cobrarte mucho más de lo que vale para un ciudadano peruano.
Por lo que mi recomendación de visita es: si se viaja allí, andar con los ojos bien abiertos y no dejaros jamás embaucar con sus palabras (para eso se las pintan...), de lo contrario no disfrutaréis de las vacaciones y acabaréis amargados y deseando regresar a casa.
Por el contrario, también debo decir que es un país lleno de contrastes, con todo el litoral del Pacífico totalmente desértico, con dunas iguales a las que puedes ver en pleno Sahara y por el contrario el interior del país, verde, con muchísima vegetación y unas montañas (Cordillera de Los Andes) espeluznantes.
También decir que dejando aparte a todos esos/as espabilados/as, el resto de sus ciudadanos son gente amable, agradable y que te dan un buen trato.
A partir de ahora y una vez narrada mi experiencia, os detallo un poco cómo fue nuestro viaje.



Ver Perú 2.009 en un mapa más grande

El día 3 de octubre a las 12,30 horas salimos en vuelo de Iberia hacia Lima. Llegamos sobre las 17,45 del mismo día (debido a la diferencia horaria de 7 horas).
Sin más y prácticamente volando, cogemos un taxi que nos acerca a la Estación de bús de Cruz del Sur. Llegamos prácticamente cuando el bus ya salía, pero aún así, lo pillamos.
Nos esperaban 12 horas para llegar a nuestro primer destino: Chiclayo.

Chiclayo, también llamada Ciudad de La Amistad, se encuentra en el Dpto. de Lambayeque al Norte de Perú. A mí, personalmente no me gustó, pero como digo, es una apreciación personal. Estamos sólo 1 día, pero muy intenso. Aprovechamos a visitar el Sr. de Sipan, la Huaca Rajada y las Pirámides de Túcume, lugar de esta fotografía. Por 30 soles (7 €) hacemos todas las visitas y todo el día. A las 20 h. volvemos a pillar bus a Chachapoyas, esta vez con Movil Tours, sólo 10 horas. Y por supuesto celebro mi cumpleaños.

Como podemos ver en la fotografía, empezamos a disfrutar de las carreteras (por llamarlas de alguna forma).

A las 6 am. estamos en Chachapoyas, ciudad que se sitúa a unos 2.235 msnm y en el Dpto. del Amazonas. La ciudad es pequeña pero agradable, aunque el motivo de llegar hasta aquí es ir a visitar la Fortaleza de Kuelap, dicen que es la gran desconocida y que puede rivalizar con Machu Picchu. Como de momento no he visto el Machu no puedo opinar, aunque realmente es muy interesante.

A las 18 h., bus de nuevo a Celendín y seguido a Cajamarca, conocida por su oferta cultural y por sus carnavales. Pasamos el día visitando la misma y por la tarde nos vamos a los Baños del Inca. Sauna a 48º y un calor de muerte, seguido de un masaje; salimos como nuevos.
¡Ah! olvidaba hablar del viaje, 9 horas de infarto, puedo asegurar que jamás he pasado más miedo en un bus. Era una combi de la Cía. Virgen del Carmen (gracias a ella llegamos), con unas 25 personas, más los gallos (toda la puñetera noche kikireando), las gallinas y demás bichos. La carretera (mejor dicho el camino de piedras), subía de 900 a 4.200 mts. esto en tres ocasiones, ya que debíamos de pasar 3 valles, la misma cortada verticalmente más de 1000 m. y con una sola dirección ya que no cabían 2 vehículos a la vez y para más inri a toda pastilla. Cuando llegabas a la curva, parecía que la ctra. se terminaba y que te precipitabas al vacío, en fín, ¡9 horas de infarto!. Al llegar a Celendín, nos dicen que hacía 2 meses había caído un autobús con más de 50 personas, resultado: todos ellos al otro barrio.
Por la noche, de nuevo bus a Trujillo y otras 10 h. de viaje. Aunque parezca una soba viajar toda la noche, exceptuando el día de ayer, los buses tienen dos plantas, una semicama y la otra cama, con lo cual el viaje resulta cómodo y llegas descansado a destino y ahorras una noche de alojamiento.

A primera hora y todavía de noche, ya estábamos paseando por las calles de Trujillo, capital del Dpto. de La Libertad, se la conoce como la "Ciudad de La Eterna Primavera". Puedo afirmar que tiene la Plaza más bonita de cuantas conozco en el mundo. Totalmente de estilo colonial, perfectamente cuidada, pintada y con unos suelos que te puedes mirar la cara; realmente te quedas con la boca abierta, espectacular.
Pasamos en ella 2 días y nos alojamos en el Hostal Colonial, estaba bastante decente.

Aprovechamos para recorrer la zona y visitar los lugares más importantes, como la Huaca del Sol y La Luna (fotografía superior). La tradición dice, que fue construída en 3 días, empleando 250.000 hombres y 70 millones de adobes.

Por la tarde nos dirigimos a visitar Chan Chan, la ciudad de adobe más grande del mundo. Está formada por 10 recintos amurallados o ciudadelas y tiene un área aproximada de 20 km2. La verdad es que impresiona todo lo que allí ves. Según explicación del guía, el principal motivo por el que se mantiene en tan buen estado, es que nunca llueve.

Ya a última hora de la tarde nos dirigimos a Huanchaco, pueblo que todavía conserva tradiciones de sus ancestros los Mochicas. El símbolo más representativo de su identidad es el Caballito de Totora, herencia fundamental de las culturas Mochica y Chimú.
La vida de estas embarcaciones es de 2 meses máximo, ya que cuando se empapan se hunden. Actualmente las rellenan con otros productos tipo corcho para alargar su duración.
A las 21 h. nos vamos, por supuesto en bus como casi todo el viaje, para Huaraz y su Cordillera Blanca.

Laguna Querococha, situada a 3.980 m. y de camino al Glaciar Pastoruri.

Tocamos techo en Perú, 5.400 msnm. El corazón se agitaba y la cabeza empezaba a sentir los efectos de la altura o soroche (mal de altura), pero lo conseguimos, llegamos a los pies del glaciar o de lo poco que va quedando debido al cambio climático.
Pienso que debería cerrarse al turismo y ver la posibilidad de que se recupere.


De camino pasamos por una zona donde se encuentra la Puya Raimondi, la especie más grande puede alcanzar más de 4 m. de altura. Tuvimos la gran suerte de verla en flor, produce racimos de hasta 8.000 flores y 6 millones de semillas por planta.


En Huaraz estuvimos un total de 5 días y nos alojamos en el Hotel Galaxi (3 noches por 110 soles), el sitio estaba bien aunque antes de las 23 h. teníamos que estar alojados ya que en caso contrario nos cerraban la puerta.
La ciudad es el centro neurálgico de montañeros, especialmente en los meses de verano. Está rodeada de nevados que superan los 6.000 m. y flanqueada por la máxima altura: el Huascarán, con 6.768 m.
Por lo demás, y como ejemplo la fotografía, es una ciudad sucia donde la conservación del medio ambiente se las trae al pairo, según dicen, eso no va con ellos.


El día 12 de octubre llegamos a Pisco, situada a unos 300 km. al sur de Lima y bañada por el Océano Pacífico. La primera impresión al verla fue que acababa de pasar por allí la 3ª Guerra Mundial. Al preguntar el motivo de tanto destrozo, nos informaron que el 15 de agosto de 2.007 hubo un terremoto que destruyó un 70% de la ciudad. En la fotografía, podemos ver un montón de piedras y una Cruz conmemorando el lugar donde se encontraba la Catedral. A día de hoy no se ha reconstruído ni el 50%.
Dejando atrás malas noticias, puedo decir que en el Rte. "El Dorado" comimos una "Ronda Marina" para chuparse los dedos.


Nuestro base en esta zona de Pisco era Paracas, se trata de una Reserva Nacional que te encandila nada más llegar. Lo primero fue buscar alojamiento en el Hotel Ballestas con las vistas que ofrece la foto, super bien.
Todo lo que la rodea es agua y desierto, no crece ni una sola hierba, pero insisto, este lugar tiene algo especial.


A las 8 de la mañana embarcamos para visitar las Islas Ballestas y su fauna. En primer lugar lo que nos llama la atención es el famoso Candelabro. Dicen que esa falda de la duna donde se encuentra está muy protegida de los vientos y que nunca se tapa. ¿Será verdad o por el contrario lo tienen que barrer de vez en cuando....?


Pudimos ver: leones marinos haciendo acrobacias para subir a la roca, pingüinos de Humboldt, alcatraces, pelícanos, cormoranes, flamencos, etc......
El día 15 de octubre, festividad del Pilar, nos vamos para Ica. Esta vez el viaje solo duró un par de horas, ¡qué gozada!.

Lo primero que hicimos fue irnos para Huacachina y hacer una excursión en buggy por el desierto y sandboard. Fue muy emocionante y en algunos casos dependiendo de la altura de las dunas acojonante (que viene de acojono. ¡jeje..!).

Creo que vale más una imagen que mil palabras, es un lugar fascinante. Cuando cerraba los ojos pensaba que me encontraba en un desierto en Libia, en el Sáhara o cualquier otro lugar que no fuera Perú.

En estos pedazo de buggys con 275 caballos nos desplazábamos a toda pastilla por las dunas. Para terminar el día y en ese lugar, pudimos disfrutar de un atardecer de fábula.


Ica, ciudad con una hermosa Plaza de Armas, pero ruidosa hasta más no poder, con miles de mototaxis que contaminan hasta la saciedad y no dejan de tocar su claxon, acabas loco. Igual que Pisco fue prácticamente destruída por el mismo terremoto.
Únicamente estuvimos una noche, nos alojamos en el Hotel Posada del Sol. Esta vez es triple porque se incorporó al viaje Ana. A partir de este momento y hasta el final, estaremos los tres.
A las 10 de la mañana nos vamos para Nazca.


Llegamos y nos alojamos en el hotel El Mirador, lo mejor del hotel su recepcionista, de película: collares, pulseras, pendientes y todo lo que le cabía por el cuerpo, aparte de todas estas joyas, un caldero de pintura repartida por todo su cuerpo. Juro que de noche daba miedo, por el contrario decir que era super simpática.
La ciudad de Nazca, tiene poco o nada que ver si no fuera por sus famosas Líneas. Lo más digno de ver su Plaza de Armas. La comida como en todos los sitios muy barata y en cantidad.


Líneas de Nazca, parece ser que fueron trazadas por la cultura Nazca. Su observación solo es posible desde el aire. En este caso la fotografía fue tomada por Olga, ya que yo, no tenía mucho interés en sobrevolar y me quedé en tierra.


Día 18: llegamos a Arequipa, ciudad de unos 800.000 hab. y Patrimonio Cultural de la Humanidad. Era el punto base para salir a recorrer y hacer un trekking por el Valle del Colca. Nos alojamos en el Samana Wasi, bien de precio y buena situación.

Volcán Misti 5.821 m. se yergue a los pies de la ciudad de Arequipa.


A las 3 de la madrugada del día 19, nos recogen para empezar el duro trekking por el Colca. Nuestra primera parada está en La Cruz del Cóndor y a los pocos minutos de llegar, comienzan a volar los cóndores, aves majestuosas y con una embergadura de hasta 2,80 mts.


Seguido, empezamos la dura bajada de 4 h. con un sol de muerte, hasta llegar a un oasis que veíamos en las profundidades y donde nos alojamos en unas cabañas, sin luz, baño, ni nada de nada. Eso sí, había unas piscinas de aguas termales que saciaron un poco nuestro cansancio.
De todas formas esto no había sido lo malo, al día siguiente a las 5 de la madrugada, nos esperaba la durísima subida, debíamos de superar de nuevo un desnivel de 1.200 m. hasta llegar a la cima.


El día 20 de octubre, a las 22,30 h. cogemos bus para Puno, donde llegamos a primerísima hora de la mañana y además muertos de frío (el sr. conductor no tenía ganas de poner la calefacción). Desayunamos y sin más y después de mucho regateo, nos embarcamos a visitar las Islas Uros y Taquile.


Islas Uros: se les llama así a los habitantes de las islas flotantes del Lago Titicaca (lago más alto del mundo, 3.810 msnm). Consta aproximadamente de 50 islas. Son construidas sobre bloques de raíces de las totoras, que al entrar en descomposición producen gases y al quedar atrapados en la maraña de raíces ayudan a la flotación. Por encima de estos bloques de raíces, colocan sucesivas camadas de totora seca, sobre la cual construyen sus habitaciones con el mismo material. Realmente y según te vas acercando, impresiona su belleza, mezclada con el colorido de sus gentes.


Una vez allí, desembarcas en una de las islas y te dan una explicación de las mismas y un pequeño paseo en uno de estos barcos. Terminado el paseíllo (10 mtos) te dicen que tienes que pagar "al capitán" (je,je,je) la cantidad de 10 soles, esto supuso una bronca más, pero por supuesto no pagamos.
Como despedida y remate, te cantan una canción en español, inglés, alemán y como colofón de despedida te cantan: ""Vamos a la playa....oh, oh oh, oh, oh...." De verdad, lamentable el espectáculo; les han hecho perder su identidad solamente por sacarse 10 puñeteros soles.


Regresamos de la excursión y nos vamos a visitar el Museo de la Coca. Resultó super-interesante y la explicación que nos dió el guía, genial. Puno es considerada la ciudad del folklore peruano. Así que aprovechamos y nos disfrazamos con los trajes típicos, que por cierto, pesan un pecado.

El día 22, y tras 10 horas de viaje, llegamos a Cuzco, estamos ansiosos por visitar esta ciudad y su preciado Machu Pichu (¿será cierto que Kuelap está a su altura?). Lo primero que hacemos es ir a dejar las cosas al Hotel Teatro Inka donde nos alojamos. Seguido a desayunar, estamos muertos de hambre. Nos dicen que en el mercado se come bien y para allí nos vamos. Desayunamos de vicio: café, jugos de fruta, panes con mermelada y mantequilla y una deliciosa nata (con la que Ana y yo nos ponemos hasta el c.... todos los días).


Cuzco está considerada como la ciudad viviente más antigua de América, con una antigüedad de unos 3.000 años. Cuna del Imperio Inca y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1.983 y por supuesto el mayor destino turístico del Perú. Totalmente de estilo colonial, su casco histórico es espectacular y con una Plaza de Armas maravillosa y como todas las de este país limpia y brillante hasta más no poder. Una vez por semana, rodilla en tierra se friega a mano y se le dá brillo a su suelo. Está flanqueada por su Catedral y la Iglesia de la Compañía de Jesús. De todas las formas y por supuesto para mí, no supera a la Plaza de Trujillo.

Piedra de los 12 ángulos. Todas y cada una de las que se encuentran a su alrededor encajan perfectamente, sin dejar espacio ni para una aguja.

La antítesis de lo que hacen.

A las 8 de la mañana, nos dirigimos a la terminal de Santiago donde cogemos una combi entre 8 (2 mallorquines, 2 argentinos, 1 lugareño y nosotros 3) para ir hasta la Hidroeléctrica. Como el tren que te lleva a Aguas Calientes es un auténtico robo, decidimos hacer la ruta alternativa. Los buses costaban 28 soles p/p y una combi 40. Decidimos que por 12 soles (3 euros) valía la pena, ya que nos podíamos ahorrar unas 3 ó 4 horas de trayecto.
En primer lugar llegamos a Urubamba, de allí a Ollantaytambo, Santa María, Santa Teresa, donde paramos para tomar una cerveza y descansar un poquito y a las 14,30 h. llegamos a la Hidroeléctrica.
Hasta aquí todo bien, aunque no he mencionado nada sobre la ""carretera de la muerte"" como digo, para morirte. En la imagen de arriba se puede hacer uno la idea de cómo era, toda de piedras, cortada a cuchillo sobre un barranco y con una sola dirección. Lo bueno era que cuando venía otro de frente conseguían pasar los dos. Todavía hoy, pienso en cómo lo hacían.
Pues una vez en la hidro, aprovechamos para comer un poco en uno de los varios puestos que había instalados sobre la misma vía. Nos comimos un par de sandwiches hechos al gusto y en el momento, que estaban exquisitos, bebimos una chicha morada y ya con la barriguilla llena, comenzamos a caminar por las vías hasta llegar a Aguas Calientes 2,30 h. más tarde.

A las 4 de la madrugada, comenzamos a andar para subir a Machu Pichu. A los 5 minutos comienza a llover, mejor dicho, a diluviar. LLegamos hasta un apeadero del tren, donde nos refugiamos a la espera de que cesara un poco y poder seguir subiendo. Eran las 7 de la mañana y seguíamos igual o peor. Al final los argentinos deciden tirar hacia arriba, Ana, Olga, Toni y Bárbara deciden irse hasta el hotel y esperar allí, yo me quedo aquí a la espera.
Al final pasada media hora parece que empieza a remitir y me lanzo cuesta arriba para el Machu. 1 hora más tarde y tras una durísima subida (todo escalones y cada uno de su madre) estoy a los pies del majestuoso Machu Picchu. Nada más verlo, veo que está a años luz de Kuelap. El día está nublado, con niebla que va y viene y con alguna gota de lluvia, que prácticamente ha desaparecido.

Poco a poco el día se va aclarando, llegando a salir el sol y pasar bastante calor. A partir de las 10 se empieza a despejar y ya se puede ver el Wayna Picchu. Decido empezar a subir el otro millón de escaleras, al final me quedo a la mitad, las vistas son excelentes y mis piernas están cansadas de tanta subida.
A las 13 horas doy  por terminada mi visita al Machu y comienzo el descenso, resulta más agotador que la subida, las piernas se destrozan y en 45 minutos estoy en la base. Me voy para el Hostal Los Caminantes donde nos alojamos; ducha y a comer a Las Escondidas, 6 soles y me pongo las botas.

El día 29 a las 8 de la mañana pillamos el vuelo a Lima, última parada de nuestro viaje. Se encuentra situada más/menos en el centro del Perú y bañada por el Pacífico. Con unos 8 millones de habitantes, es la quinta ciudad más poblada de América Latina.
Destaca su Centro Histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, el Convento de San Francisco, la Plaza Mayor conjuntamente con la Catedral del Siglo XVI, la Basílica y el Convento de Santo Domingo.

Me sorprendió muy gratamente la ciudad, ya que todos los comentarios que habían llegado a mis oídos la ponían bastante mal. Pasamos 3 días a tope, caminando, caminando y comiendo muy bien.

Uno de los millones de teléfonos que se encuentran por el país, custodiados como el mejor cuadro de Picasso.

El sábado día 30 y como colofón al viaje nos pegamos la gran cena en este maravilloso lugar llamado: "La Rosa Naútica" y además como se equivocaron al darnos mesa, nos invitaron a un Pisco Sour que estaba buenísimo (podían haberse equivocado más veces).
Si alguno se anima a ir por estas tierras, se lo recomiendo 100%.

La Plaza Mayor o Plaza de Armas iluminada es tan o más bonita que a pleno sol.

Y llegó el día 1 de noviembre, aprovechamos para dar un paseo por Miraflores, San Isidro y el Museo Arqueológico Rafael Larco Herrera donde pudimos visitar la famosa colección de arte erótico de la cultura mochica.
A las 5 de la tarde, taxi para el aeropuerto, nuestro viaje tocaba a su fin.
¡Premio! una vez en el aeropuerto nos llamaron a filas y se nos informó que por cortesía de Iberia el viaje de vuelta lo haríamos en Business. Así que volamos con una estupenda cena, con una buena cama y con un mejor desayuno. Gracias Iberia por el detalle y seguir acordándoos de nosotros.
A las 14:22 h. aterrizábamos en Madrid, seguido coche y para casita, nuestras vacaciones se habían terminado.
Hasta las próximas, ciao,ciao...

8 comentarios :

  1. ¡Hola viajero! No he tenido tiempo de leer tu blog pero viendo las fotos compruebo que ha sido fascinante. Me das razones para volver a visitar Perú porque nos hemos dejado sitios que merecen realmente la pena. Saludos madrileños desde San Pedro de Atacama, Chile. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Antes que nada: ¡¡Enhorabuena por tu Blog!!

    Estoy totalmente de acuerdo con tus comentarios acerca de viajar por Perú.
    Nosotros estuvimos allí en septiembre del 2006.
    Nuestro recorrido fue muy parecido al vuestro, pero llegando a Machu Pichu haciendo el trek (4 días) del Camino del Inca (que junto a los 2 posteriores días en Cuzco, y otros 2 -los últimos- en Lima, fueron, de muy largo, lo mejor del viaje a Perú.
    Tres años después, sigo pensando, que si volviese a Perú, únicamente haría el Trek de 4 días a Machu Pichu, y después estaría un par de días en Cuzco, y otro par más en Lima.
    ¡Ah! y sigo diciendo lo mismo que cuando publiqué el post en mi blog: el valsecito "Alma, Corazón y Vida" interpretado a la guitarra por un músico callejero en el puente de los suspiros (Lima), compensa los cientos de "Cóndores pasando" tocados a la flauta (o quena) a lo largo de todo el país.

    ResponderEliminar
  3. me encanto tu post , en verdad que tan maravilloso lugar , me puedes recomendar alguna agencia de renta de autos asi de buena como maxirent www.maxirent.com para rentar un coche alla ya que esta proximo mi viaje y quiero ir preparandolo todo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen, han pasado bastantes años de este viaje y con esto quiero decirte que hoy por hoy no sabría decirte con quien alquilar un coche. Pero estoy seguro que los habrá y muy buenos. Mucha suerte y que disfrutes de tu viaje.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Excelente guía, justo lo que necesitaba. Muchas gracias por tomarse el tiempo de explicar en detalle la experiencia.

    Para más información

    >>> https://blog.viajesmachupicchu.travel/

    ResponderEliminar